Imprimir
PDF

Campo Ocupacional

Impulsados en el desarrollo de procesos formativos fuertemente anclados en conocimientos sólidos y pertinentes, en el desarrollo de la ciencia y en la construcción ética y social de los ciudadanos. Los profesionales del Trabajo Social poseen una amplia cosmovisión como ciudadanos del mundo, capaces de acceder y apropiar los avances de la ciencia, la tecnología y las artes, pero al mismo tiempo, como seres situados, históricos con conocimiento y comprensión de la propia realidad, con capacidad de insertarse proactivamente en ella y desplegar una práctica reflexiva, crítica y comprometida buscando aportar a la instauración de opciones de desarrollo humano y social.

Trabajo Social se ha convertido en factor clave en la relación entre crecimiento económico, avance tecnológico y científico y desarrollo humano y social desde las perspectivas de equidad y sustentabilidad.

Conforme a las necesidades de los actores sociales, institucionales o áreas dónde puede desempeñarse el profesional del Trabajo Social, puede cumplir su humana función tanto en relación de dependencia, como un sujeto activo, emprendedor y proponente en:

 

  • Organizaciones sociales, productivas, culturales, religiosas, políticas, etc.
  • Instituciones públicas y/o privadas
  • Empresas públicas y/o privadas

  • ONG’S
  • Microempresa (Promotor independiente)
  • Consultoría, asesoría en Trabajo Social y desarrollo humano.
  • Docencia Universitaria


Identificación de los usuarios de los servicios del profesional.

El nuevo orden mundial le plantea a las profesiones cambios en sus roles, y Trabajo social no puede ser ajeno a ello. Las características del conflicto social, la ampliación de la pobreza y de la exclusión, el multiculturalismo y la relevancia de lo simbólico en la construcción social de la realidad, son fenómenos estructurantes de las sociedades contemporáneas y como tales hay que considerarlos, para dotar a la profesión de modelos de formación que permitan ampliar la visión y el horizonte de su actuación.

Al complejo escenario profesional ingresan prácticas, imaginarios y representaciones socio culturales - estructuradas en torno a la pérdida y la ruptura - que definen referentes identitarios y universos simbólicos importantes de analizar, desde los espacios iniciales de la formación profesional. La fuerza con que esas prácticas y vivencias se instalan en la vida cotidiana y social -desarticulando el tejido social- y la multiplicidad de fenómenos que en torno a ellas se fraguan, son estructuradoras de saberes y como tales cumplen un papel central en la definición de los núcleos duros que articulan los modelos de formación de Trabajo Social.

Las nuevas institucionalidades, originadas por el desplazamiento del Estado en la regulación y control de la sociedad, definen la aparición de escenarios de actuación profesional y la ampliación de horizontes de formación, nunca antes avizorados. La singularidad histórica del momento actual, le plantea al Trabajo Social la necesidad de compaginar, en el análisis de lo social, elementos tanto de la coyuntura local como de la global.

En consecuencia, el profesional en Trabajo Social tiene a su haber como usuarios a toda la sociedad, pues vale resaltar que en la actualidad el Trabajo Social es escencial en la la convivencia social, desde esta perspectiva se puede señalar como usuarios de sus servicios a:

Toda la comunidad e particular, sectores desposeídos y sectores que pueden suponerse satisfechos especialmente en el orden económico.

Las instituciones, empresas u organizaciones públicas o privadas
Organizaciones No gubernamentales, y gubernamentales.

 

 

 

 

 

 

 

 

Biblioteca Digital

bdigital

Educación Virtual

evirtual AULAS VIRTUALES